Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

Uno de los encantos más reconocibles de Oporto es su persistente decadencia, su aura gris. Su atractivo resiste a la masificación turística –no importa que este año haya sido nombrada Mejor Destino Europeo – y al paso del tiempo. ¿No nos crees? ¡Atento a nuestra lista de razones que demuestran que esta ciudad siempre es lo más!

Deambular por la ciudad

La ribera del Duero y sus coloridos soportales, las cuestas estrechas y empedradas, los azulejos raídos, la predominancia de la Torre dos Clérigos, a Rua do Almada, la Catedral… Olvídate del mapa y camina sin rumbo.

Coleccionar azulejos

Los aseos de los bares, las fachadas de las casas viejas, los edificios históricos, la estación de tren de Sao Bento… doblar cualquier esquina y encontrar diseños diferentes y más que instagrameables.

El Mercado de Bolhao

Esta monumental obra neoclásica en encuentra dispuesta en dos pisos. En el inferior, conviven los locales laterales con las hileras de puestos que ocupan todo el patio: garrafarias –tienda de vinos y licores–, panaderías, charcuterías, pescaderías, fruterías… combinados con un interesante y humilde bar del menú del día y un par de espacios donde tomarse un vino y lojas en las que hacerte con ese codiciado mandil del gallo de Barcelos. Dos escaleras presididas por sendos murales de azulejos conducen al piso superior, que se abre a los laterales del patio central, mostrando la vida del mercado en pleno apogeo.

Los bolinhos de bacalhau y los rissois de camarao de la Confitaria do Bolhao

Una especie de croquetas de bacalao sin bechamel y empanadillas fritas de camarones respectivamente. Bueno, y si no eres de salado –te puedes tomar unos pastelitos llamados, natas, un croissant o un sande misto. Además, tienen “take away” de conservas y otro souvenirs.  Amor absoluto por su producto y su decoración modernista.

La vanguardia tranquila de Miguel Lombarda

La calle Miguel Lombarda es el lugar de peregrinaje para cualquier posturista que se precie: tiendas de discos, como la preciosísima Materia Prima; galerías de arte, tiendas vintage de ropa y decoración que son a su vez espacios expositivos y el imprescindible Rota do Cha, una tetería, restaurante, lugar donde tomarte un cóctel, cuya terraza es M A R A V I L L O S A.

It’s an authentic tea shop and very ✌🏻

Una publicación compartida de Tainara Freitas (@tainarafreitas_) el

El bacalhau de A Tasquinha

“Un restaurante de padres”, sí podríamos calificar esta histórica y familiar casa de comidas. Cocina tradicional de la región al servicio de los paladares que no buscan sobresaltos desde 1975. De estilo rústico, está ubicada en una alameda en la calle do Carmo ¿Precio medio? Entre 15-25€.

Descubrir la vida más allá del bacalao en O cao que fuma

La céntrica Rua do Almada esconde un restaurante muy especial. En él, conviven elementos kitsch, como una caja registradora antigua; tradicionales, como su vajilla o los azulejos de la pared; y cutres, como el mantel papel que te transportará a un chiringuito de playa. Y, su savoir faire alimenticio te transporta al sur, con platos como la carne alentejana  –cerdo con almejas – o el arros de carqueja, con pollo o liebre. ¡Cuidado al pedir! Las raciones son muy abundantes, con una comen dos. ¿Precio medio? 15-20€.

📍Casa Da Música #remkoolhaas #oma #architecture

Una publicación compartida de NMИ (@nataliamnieto) el

La Casa da Música y Boavista

Los mejores conciertos y algunas de las mejores sesiones de electrónica de la ciudad se programan en este exuberante y controvertido edificio proyectado por Rem Koolhas. La Casa de Música está ubicada en el barrio de Boavista, segundo centro de la ciudad, alejado del río y zona que se está poniendo muy de moda, como prueba la apertura del mercado gourmet de Bom Sucesso.

Tomar un pingo en el Cafe Majestic

La céntrica Rua Santa Catarina –el Preciados porteño– esconde este café que se ha mantenido intacto desde 1921. Estilo belle époque, el precio va acorde con la lujosa ornamentación. Pero, por una vez, merece la pena.

Maus Habitos, el garito más berlinés que existe fuera de Berlín

En la quinta planta de un párking, en la céntrica área de Passos Manuel, puedes alucinar con este espacio que es a su vez centro de arte, lugar de creación, restaurante y espacio para conciertos. Estancias diferentes con diferentes decoraciones –muebles viejos reciclados– y varias terrazas al servicio de la diversión y la cultura.

Emborracharte a vino de Oporto

Cruza a la orilla de enfrente  –puedes hacerlo a pie en el puente de Dom Luis I– y disfruta de cata y visita guiada en alguna de las bodegas que se despliegan a lo largo del margen. Adriano Ramos Pinto es nuestra favorita, ya que, además de mostrar el proceso de la uva, hace un recorrido guiado por la casa museo del fundador. Éste fue el primer no inglés de la zona en dedicarse al mundo del Sherry y el primero en servirse de argucias publicitarias –como usar artistas reconocidos como cartelistas o patrocinar el primer vuelo en avioneta Portugal-Brasil–.

Livraria Lello, una turistada admisible

Sí, la famosa librería en la que se inspiró J.K. Rowling para Harry Potter está aquí. Es muy bonita. Y nadie va a salvarte de la cola de entrada.

El brutalismo del Palacio de Cristal

Sí, hubo un tiempo en el que ahí había un bonito palacio de cristal rodeado de bellos jardines. En 1954 se decidió convertirlo en un espacio multisusos gigante con forma de cúpula. Actualmente, es un lugar desangelado, pero sus vistas y el parque que lo rodea siguen manteniendo su magia.

Não podia ir embora do #Porto sem vir ás #Francesinhas 😋

Una publicación compartida de Carlos Manaça (@djcarlosmanaca) el

Las francesinhas

El sándwich más gocho de la historia. Y, también uno de los más ricos: pan de molde, diferentes embutidos, carne de cerdo, queso gratinado, salsa picante y huevo frito. ¡Samba para tus arterias!

El arroz de marisco de Matosinhos

25 minutos y 2€ te separan del mejor arroz de marisco de tu vida. Coge el metro en la parada de Trindade hasta Matosinhos Soul. Este pequeño pueblo de amplias playas y mar bravío, está repleto de bares ofertando el tan demandado guiso caldoso y sardinas a la brasa. Si tienes tiempo camina hasta el final del espigón y déjate sorprender por el elegante chef Rui Paula. El restaurante se emplaza en la antigua Casa do Cha del premio Prifker, Álvaro Siza. Ésta, actualmente restaurada, fue construida sobre las rocas. Las diferentes vistas que ofrece son impresionantes.

Las vistas del Duero desde la casa del rey de Cerdeña

El Museu Romântico Quinta da Macieirinha es una antigua casa decimonónica perteneciente a la familia Pinto Basto, una de las más poderosas y progresistas del país. Gracias a las relaciones establecidas en su vida comercial, prestaron el palacete al rey de Cerdeña para cobijarse en su exilio. El edificio está concebido como una casa museo de ambiente recreado, con mobiliario de época, vajillas, cuadros e incluso juguetes. Es un gran desconocido y la panorámica que ofrece sobre el Duero es espectacular. La entrada son 8 euros, los horarios, irregulares y se enseña siempre con guía. Se encuentra a diez minutos del Palacio de Cristal a pie.

Perderse en el bosque del Serralves

La Fundación Serralves es uno de los centros de arte contemporáneo más importantes de Portugal. Ideado también Siza, además de su colección permanente, las exposiciones temporales y el precioso edificio art déco en el que está emplazada la Casa Serralves, el museo cuenta con 18 hectáreas de jardín, en las que conviven una rosaleda, plantas autóctonas con géneros tropicales y un lago que recuerda al Generalife de La Alhambra.

El precio de la entrada son 5€ a los jardines y 10€ al conjunto al completo. Se encuentra en las afueras de la ciudad, dirección Foz, así que debes coger el autobús: líneas 201, 203, 502 y 504.

Volver a casa en el Tren Celta

En algo más de dos horas puedes estar en Galicia a través de un precioso camino que recorre el rural portugués, la desembocadura del río Miño y la costa gallega hasta Vigo. Renfe lo pone a tu disposición por 15€.

Facebook Twitter Pinterest Linkedin Google + Email Whatsapp Telegram

About the author

Amante de las series de policías y la crónica negra en general. Gallega convencida. Me encantan las nécoras y las aceitunas. Y viajar. Si veis demasiadas tildes, es que a veces la RAE y yo discrepamos.

Related

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • Bitacoras.com Marzo 15, 2017 at 8:03 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Uno de los encantos más reconocibles de Oporto es su persistente decadencia, su aura gris. Su atractivo resiste a la masificación turística –no importa que este año haya sido nombrada Mejor Destino Europeo – y al paso…